top of page
Untitled design (2).png
transparency.png

Sobre nosotres.

Carolina y Jay se conocieron en 2014, él todavía estaba en la universidad y ella acababa de volver de

Argentina. El destino quiso que se cruzaran repetidas veces en diferentes fiestas. Caro pensó que Jay

era un chico inteligente y divertido, el tipo de persona que podía alegrar cualquier fiesta o tener una conversación profunda sobre política. J̶a̶y̶ ̶p̶e̶n̶s̶ó̶ ̶q̶u̶e̶ ̶C̶a̶r̶o̶ ̶t̶e̶n̶í̶a̶ ̶u̶n̶ ̶c̶u̶l̶o̶ ̶e̶s̶p̶e̶c̶t̶a̶c̶u̶l̶a̶r̶. Jay pensó que Caro era divertida y encantadora.

Pero, una noche de San Juan allá por 2016, finalmente se encontraron en el lugar correcto en el momento correcto, y se besaron. Jay colocó un vaso de plástico en la cabeza de Caro. Qué momento tan románticamente inolvidable. Carol se hizo la difícil, (¡por fin estaba soltera!) pero como ya os podéis imaginar, Jay era encantador y para nada aleatorio, por lo que ella no se pudo resistir. Se volvieron inseparables y poco después tuvieron su primera hija, Pixel María, una gatita casi tan infinitamente adorable como su hambre voraz.

Se mudaron juntes y, no mucho después, toda la familia (incluído el primer hijo de ella, Cheshire Toulouse Fúyur Jay Jr.) se mudó a Inglaterra, donde han seguido coleccionando más recuerdos y aventuras, como aquella vez que nuestro querido y hablador-de-medianoche Jay, despertó a Carol al grito de ¡ARAÑAS! ¡ARAÑAS! a las cuatro de la mañana o La Gran Pota Naranja del 2022 (Patrocinada por Doritos, repartida por Carolina)

 

Y ahora, después de otra inolvidable Noche de San Juan, en la que Jay hizo que Caro se emperifollara (en España. En la playa. Con 28 grados centígrados) alegremente os invitamos a celebrar a esta pareja única. Será una ceremonia pequeña así que, si estás leyendo esto, te agradecemos de corazón que seas parte de nuestras vidas pero, sobre todo, que aguantes nuestras gilipolleces.

Con mucho amor,

Jay & Carolina

bottom of page